Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo digo Rubén Martín

Fútbol no siempre es fútbol

Rubén Martín

A José Manuel Llaneza no le gusta la frase de Boskov. "Yo no estoy de acuerdo con eso de que fútbol es fútbol. Aquí no hay milagros que valgan, aquí hay muchas horas de trabajo", suele decir. Pero, más que muchas horas de trabajo, lo que hay, además, es seriedad para realizar ese trabajo. Veamos: ¿por qué creen que un jugador como Cani elige el Villarreal cuando también tiene ofertas de Valencia y Atlético ? Pues es muy fácil. Cani habló con el Valencia, cerró un acuerdo con Subirats y, cuando va a firmar el contrato, resulta que Subirats ya no está. También habló con el Atlético, donde hay jugadores que gustan a Toni Muñoz, pero no a Cerezo; o puede que a éste sí, pero no a Gil MarínY si les gusta a todos, igual lo quieren en cómodos plazos

T otal, que a uno le llama de repente Llaneza, y le dice: "¿llegamos a tiempo por Cani?" Y ni gustos ni gaitas; eso ya se ha aclarado antes entre Pellegrini, el presidente y su hijo, y Llaneza. Y entonces llega el Villarreal, y dice: "Queremos a Cani y pagamos su cláusula. Le ofrecemos 5 años y una ficha de 1,5 millones de euros por temporada, aquí traigo el contrato". Y el Zaragoza no duda de que le vayan a pagar, y Cani sabe que llega a un club que le ofrece un proyecto deportivo serio y que, además, siempre cumple con lo que promete ¿O recuerdan algún jugador que haya salido echando pestes por la falta de puntualidad en las nóminas? El Villarreal ha hecho sus deberes antes del Mundial. Los que en junio no aprueban van a septiembre. En fútbol, a diciembre