Estás leyendo

Sobre el control del fútbol televisado

Sobre el control del fútbol televisado

Me llama un educado lector desde Cataluña, a cuenta de mi artículo de hace tres días. "A usted le preocupa que los derechos del fútbol se repartan desde lo que llama un ámbito culé. Desde Barcelona. ¿No será que lo que le preocupa es que se repartan desde Madrid, como hasta ahora?". Le digo que hasta ahora se repartían desde Madrid, pero no tanto, porque Sogecable compartía sus decisiones con TV3 y Mediapro. Y que se repartían bien. Tenían fútbol todas las autonómicas. Y a La 2 se le ofrecía para las zonas de España sin cobertura de autonómica. Ahora ya no es así, ni muchísimo menos.

Ahora TV3 tiene fútbol, como antes, como siempre. Pero Telemadrid, no. Tampoco la andaluza, ni la vasca, ni varias otras televisiones autonómicas. Con TV3 lo tienen la valenciana, la gallega, la murciana y la aragonesa, que se han ido incorporando con permiso de TV3 y de La Sexta, en una estrategia muy poquito de interés general, y mucho del interés privado de La Sexta y su estrategia de antenización. A la hora de organizar zaragatas sobre el interés general conviene mirar por dónde van las cosas ahora y por dónde iban antes, que a mi juicio era mejor. Y al juicio de cualquiera que lo mire desapasionadamente.

Y algo sobre el fútbol gratis, el fútbol en abierto. Ni en Francia ni en Italia ni en Alemania ni en Inglaterra hay fútbol de liga en abierto. Los hay aquí por aquella ley de hace diez años, de intención oscura sobre la que habré de volver. Pero el fútbol en abierto no paga más que el 20 % de la factura. Un 70 % viene del pago (que daría aún más dinero si no hubiera esa ley) y un 10 % de los derechos internacionales. ¿Fútbol gratis? ¿Y por qué no la gasolina, los zapatos o el dentista? Nuestros jugadores cobran, y mucho. Para tener los mejores no hay más fórmula que acudir a los ingresos de la tele de pago. Es así, lo siento.

También te puede interesar