Estás leyendo

Ganarle al Madrid es un peligro

Ganarle al Madrid es un peligro

Hay datos que avalan la aseveración con que titulamos estas líneas y que el Espanyol deberá tener muy en cuenta a la hora de plantear el partidazo de mañana: todos los equipos que han asaltado gravemente al Madrid lo han pagado caro después. En algunos casos, carísimo. Ejemplos varios: el Bayern lo eliminó de la última Champions y se quedó sin jugar la ídem por primera vez desde que nos dejó Adenauer. El Sevilla le metió cinco en el Bernabéu cuando la Supercopa y ha sumado cinco puntos de dieciocho posibles, pues tiene pendiente su partido con Osasuna. El Valladolid recordó al Brasil de Pelé aquella noche en Pucela... y está en zona de descenso. El Levante ganó en Chamartín por primera vez en su historia la pasada temporada y casi lo pagó con el descenso. El Recreativo que se paseó con aquel 0-3 brutal cerca de la Navidad no fue el mismo a lo largo de la segunda vuelta. Creo que hay suficiente para que el Espanyol, que se siente fuerte y guapo y con razón, se plantee su estrategia.

Ayer se lo comenté a Valverde y el hombre, que tiene la cabeza en otras cosas, dio un respingo. "¿Y entonces, tú qué harías, te dejarías ganar?", me preguntó visiblemente inquieto. ¡Difícil decisión, vive Dios! Con esos precedentes, y desde el punto de vista perico, les diría que un 0-2 blanco casi le aseguraría a Tamudo y cía su presencia en la próxima Champions, locura que coincidiría con el estreno de su nuevo estadio, ¡toma lujo! Un 2-0, en cambio, podría ser pan para hoy y hambre para mañana. Es complicado el fútbol, sí...

También te puede interesar