Estás leyendo

Ferguson va a arrojar la toalla...

Ferguson va a arrojar la toalla...

Hace un mes, Ferguson amenazaba con dejar a Cristiano Ronaldo en la grada, resucitaba a Franco y tiraba con bala mellada acusando de inmoral y falta de ética a ese Madrid que ocupa desde hace años sus peores pesadillas. Se ha metido él solito en un callejón sin salida. Ha enfurecido tanto a Cristiano que ya no queda una posibilidad de que el portugués pueda ponerse de nuevo a sus órdenes. El futuro Balón de Oro debe tener en la concentración de los Scolari Boys una diana con la cara de Ferguson en el centro. Simplemente, no le soporta...

Para Ferguson ha sido como escupir para arriba. También se ha puesto en contra a los Glazer, los dueños de la finca de Old Trafford por más que le pese. Ellos son norteamericanos y conciben este invento como un negocio. Y valoran el chollo de recaudar 14.000 kilos de las antiguas pesetas por un jugador que ha tocado techo en Manchester y que podría caer en la indolencia. Ferguson tiene una obsesión enfermiza con el Madrid porque no le entra en su cabeza que un futbolista que ha ganado la Champions y la Premier quiera irse. Alex, el Madrid es el Madrid. Do you understand?

También te puede interesar