Estás leyendo

Dos golitos y a San Petersburgo

Dos golitos y a San Petersburgo

El Madrid ganó con dos goles bien elaborados, sobre todo el primero. Pudo hacer tres, cuatro más. Fue un partido clásico de la primera fase de la Champions. Diferencia grande entre un equipo y otro, tendencia imparable hacia el sesteo del superior. Un Madrid en fase de construcción que no puede ser brillante ni en lo físico. Que Raúl jugara los 90 minutos explica muy bien que Schuster busca dar bola a los que lo necesitan. El 7, más que nadie. Anoche anduvo el Madrid más que corrió y es normal. Busca su mejor tono (en todo) y el rival no exigía apenas. A mí ni me gustó ni dejó de gustarme el Madrid. Estuvo conforme a la fecha: 17 de septiembre.

Su primera gran prueba del curso será el día 30 en San Petersburgo ante un Zenit que perdió en Turín y se jugará el bigote. Casillas y sus defensas se verán lo exigidos que no estuvieron ayer. En la zona ancha habrá que defender en serio y atacar de verdad para buscar tres puntos que serían de oro. La primera fase vale sólo para una cosa: para ganar el grupo y jugar la vuelta de los octavos en casa. Y el Madrid, de momento, es eso. El primero. No le pidamos mucho más ahora.

También te puede interesar