Estás leyendo

Momento ideal, mensaje ideal

Momento ideal, mensaje ideal

Está espectacular Tapia. Cuando todos se podían esperar un carrusel de preguntas sobre su renovación golpeándose contra un muro, Tapia nos sorprendió con un espectacular manifiesto de malaguismo. Y pidió balcones con banderas blanquiazules. Y piensa uno que por qué no. Llevamos 20 años viendo imágenes del mercado de A Coruña con los puestos llenos de banderas blanquiazules y los transistores con la SER a todo trapo. O esto último de Bilbao, engalanado hasta arriba de rojiblanco el día antes de fundirle los plomos al Sevilla y verse en otra final casi un cuarto de siglo después.

Es fácil recordar la segunda semana del pasado junio, cuando una mañana cualquiera la Plaza de la Marina apareció con un escudo gigante del Málaga, orgullo de su ciudad, que estaba a punto de ascender a Primera. Igual el sábado todavía es muy pronto para llenar los balcones de la ciudad de motivos blanquiazules o verde y morado, pero es una certeza que si la afición no ayuda el sábado, luego no va a poder poner esas banderas el 24 de mayo, cuando en la penúltima jornada el Málaga se esté jugando Europa y salir en autobús descapotable. En ese tendría un sitio de honor Tapia. Y veríamos de nuevo esa foto, como aquella inolvidable del año pasado, con Sanz y Muñiz, pulgar arriba. Qué buenos entrenadores se busca este Sanz.

También te puede interesar