Opinión

Opinión

Yo digo Raúl Romojaro

No se debe presionar a Alguersuari

Ya no admite discusión que Jaime Alguersuari es el joven piloto español mejor situado para dar el salto a la Fórmula 1. Es una apuesta sólida, cimentada en una trayectoria bien planificada, mucho talento y un perfecto posicionamiento en el ambiente de los grandes premios. Siempre me ha parecido que este chico llegaría a la élite, aunque lo cierto es que no imaginaba que sería tan pronto como parece que puede ocurrir. Y precisamente esa urgencia por verle sentado cuanto antes en un monoplaza de F-1 es lo que más me inquieta sobre su prometedor futuro. Creo que todo tiene su momento, que hay que darle tiempo al tiempo y que las precipitaciones no son buenas, sobre todo cuando se trata de iniciar un camino que difícilmente tiene marcha atrás.

Ahora parece que el joven catalán de 19 años podría competir muy pronto para batir el récord de precocidad de un debutante. Sus tutores deportivos de Red Bull saben de esto mucho más que yo, por supuesto, pero me parece un error mayúsculo forzar las cosas hasta ese extremo. Desde luego que la gesta se convertiría en un fenómeno mediático de enorme magnitud, la misma que podría llegar a volverse en su contra si las cosas no funcionan según lo previsto. Claro que los récords están para batirlos, pero de forma natural y consecuente, nunca con maniobras artificiales y poco rentables a medio plazo. Creo que Jaime debería llegar a la F-1 cuando su formación, experiencia y palmarés lo precisen, no cuando el circo de la promoción y el márketing lo fuercen.