Estás leyendo

Bojan, Pedro y los siete goles

Bojan, Pedro y los siete goles

A estas alturas de la pretemporada 2008 el Barça había marcado 14 goles, repartidos entre Messi (cuatro), Bojan (dos), Gudjohnsen (dos), Pedro, Touré, Henry, Puyol, Jeffren y Samuel Etoo. Hibernian, Dundee United y Fiorentina habían sido los sparrings de un equipo que decidió empezar con el acelerador a fondo, de la misma manera que acabaría, en Roma, donde alzó el tercero de los títulos grandes. De aquella relación de goleadores hoy sólo falta uno, Etoo, despedido sin pena ni los honores que merecía.

Mientras espera que Ibrahimovic muestre que tiene mano izquierda, este Barça suma la mitad de aquellos 14 tantos, todos ellos firmados por gente del semillero: Bojan (dos), Pedro (dos), Jeffren (dos) y Rueda. Resulta llamativo que Messi, quien se entrena con el grupo desde el primer día, aún no se haya estrenado. Igual de llamativo (aunque no por ello sorprendente) que la desaparición de Gudjohnsen, presente en los tres amistosos (ante Tottenham, Al Ahly y Galaxy) pero quién sabe con qué camiseta en la cabeza.

De todo lo visto, son Bojan y Pedro quienes muestran más acierto, ya no estrictamente en su relación con el gol, sino también con el juego todo. Al extremo pareció darle bola Pep Guardiola en el arranque de la pasada campaña, pero enseguida lo dejó de lado. A Bojan, ya se sabe, le tiene poco aprecio. ¿Por qué? Comparen al chico con Ibrahimovic, el nueve-tipo que le gusta al técnico, y obtendrán la respuesta.

También te puede interesar