Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo digo Tomás Roncero

El Villarato cada día se corta menos

El Villarato está totalmente desatado. Sus ramificaciones van más allá del terreno de juego, donde el Madrid ha sufrido dos atropellos consecutivos (gol legal anulado a Raúl en Gijón y expulsión temeraria de Albiol ante el Getafe). Ayer se reunió el Comité de Apelación, al que le llegó el recurso elaborado en la planta noble del Bernabéu para que le retirasen a Albiol esa roja caprichosa que sólo vio el ojo 'oficialista' de Mateu Lahoz.

Los sesudos miembros de Apelación tardaron muy poco en despachar el asunto como era de esperar: "Verde las han segado. Váyanse a esparragar". A los juristas de Villar les trae al pairo si Soldado estaba de espaldas, de frente o mirando a la Meca. Sólo saben que el recurso es del Madrid y, por lo tanto, hay que tirarlo a la papelera sin leerlo. No deja de resultar extraordinario que en la misma sesión de ayer se atendiesen otros cuatro recursos y los cuatro ¡fueron estimados! Aranda fue objeto de un penalti clamoroso por parte de Piqué, pero el aplicado alumno de Sánchez Arminio (Rubinos Pérez) le tarjeteó por un teatro inexistente...

Apelación, sin pudor, asumió el error del trencilla madrileño y reconoció que al Osasuna le esquilmaron un penalti. Nadie le meterá en la nevera por ello. Y encima, al Madrid le ponen mañana de árbitro al tal Clos Gómez, el mismo que en el derbi de hace un año echó a Ruud y le anuló tres goles legales en el Calderón. Tela.