Estás leyendo

Le sobró el pie de Valdés

Le sobró el pie de Valdés

Cuando Cristiano agarró el primer balón se la jugó con Puyol y el resultado fue demoledor para el internacional blaugrana. Después de dos meses de inactividad, salvo los 20 minutos ante el Zúrich, el portugués conserva su velocidad, el desborde y la capacidad de intimidar. De hecho, cuando Pellegrini decidió sustituirle, como él mismo explicó siguiendo las pautas de su recuperación, el Camp Nou respiró tranquilo. Cristiano dejó dos grandes detalles. Desesperó a Iniesta y mira que es difícil. Acostumbra el portugués a ganarse la aversión del enemigo. Le sobra calidad y un poco de soberbia.

Y tuvo además la gran oportunidad de su equipo. Le faltó la definición que tuvo Ibrahimovic con su gol. Y eran momentos muy similares. Los dos reaparecían de una lesión. El sueco tuvo la suerte y la habilidad de los grandes jugadores. Pasará a la historia del partido. Cristiano se perdió la gran portada. Por muy poco.

También te puede interesar