Estás leyendo

El villarato ha sido inflexible con Cristiano

El villarato ha sido inflexible con Cristiano

Apelación deja los dos partidos, demoliendo con una larga argumentación el alegato del Madrid. Al menos se han esmerado en eso. Yo no esperaba otra cosa. La de Cristiano es una jugada fronteriza, en la que se puede interpretar que sacude el brazo para liberarse tanto como que lo hace para percutir en el rostro del rival. Esto último es lo que creyó ver Pérez Lasa y sobre ese criterio han fallado los dos comités del villarato, desestimando un recurso del que el Madrid estaba la mar de orgulloso, y parcialmente convencido, cuando lo presentó. Ahora queda Disciplina Deportiva, que pertenece al CSD. Otro ámbito.

La verdad es que, siendo como es una jugada fronteriza, nada le hubiera costado a Apelación rebajar un partido. Ya sé que estos juristas de tan alto copete se esmeran en los argumentos que explican sus resoluciones, pero me parece que los viejos aficionados les hemos visto muchas veces argumentar esto y lo contrario, y basta echar la mirada atrás para recordar casos de todo tipo. Pasados días del partido, vista la imagen más veces, recordada la de Messi de hace tan poco y ante la evidencia feliz de que el daño de Mtiliga no fue tanto como en principio temimos, no hubiera costado nada bajar esto a un partido, y en paz.

Pero no ha sido así. El villarato es inflexible con el Madrid, ya se sabe, y eso empuja al club a una rabieta que no me gusta. Ahora quiere pedir examen médico de la nariz de Mtiliga, cosa que no viene a cuento de ninguna forma, y al tiempo hace planes para llevar a Cristiano a Riazor por si Disciplina Deportiva le da al menos la cautelar. Disciplina Deportiva son siete señores que se reúnen a las dos, toman un piscolabis y a las cuatro dictan lo que les parece. Lo que menos me gusta del fútbol son sus comités y en manos de ellos estamos. En fin, que pase todo cuanto antes y que cuanto antes también lo olvidemos.

También te puede interesar