Estás leyendo

Más bonito que el culé Gladiator

Más bonito que el culé Gladiator

Bueno, pues resulta que en materia de motivación pre match fue antes Pochettino que Guardiola. Y le salió más bonito, más real, más espontáneo. Recordarán sin duda la tabarra que nos dieron después de la final azulgrana con el Manchester en Roma con la ocurrencia de Pep, que les puso una versión culé de Gladiator a sus jugadores. Fue un trabajado pero incompleto montaje: le faltó poner en el papel de Gladiator al árbitro noruego de Londres y a los pobrecitos del Chelsea rendidos a su paso cual cristianos ante los leones; unas víctimas sollozantes. Qué secuelas no dejaría aquel partido en Stamford Bridge que el pobre capitán Terry sigue sin levantar cabeza y buscando consuelo ajeno...

Pochettino les habló a sus muchachos al corazón y el resultado fue extraordinario y a lo bestia: no sólo ganó el Espanyol sino que lo hizo con dos goles de Iván de la Peña, uno de ellos con la cabeza. Vamos, como si el equipo gana el sábado en el Bernabéu con un gol de Kameni... Nos gusta publicar la Mauricina ahora que el calendario apunta, en efecto, al campo del Madrid, escenario ciertamente excitante. No sé si repetirá la jugada, pues igual no lo considera oportuno. La machada la va a hacer poniendo un equipo titular con una media de 23 años. A esa edad, la motivación sobra.

También te puede interesar