Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo digo Tomás Roncero

Ámsterdam, camino de Wembley

Mourinho lo niega, pero es evidente que tiene puesto un ojo y el rabillo del otro en el partidazo del Camp Nou. Hoy mostrará una versión copera, dando descanso a varios de sus Once Fantásticos. Hace bien. Entre Ajax y Auxerre bastará sumar un punto para asegurarse la primera plaza, lo que significa que el asunto está consumado. Y se trata de llegar al Camp Nou frescos como una rosa y dispuestos a dar esa vuelta de calcetín por la que suspira todo el madridismo.

La afición blanca vivirá hoy una noche nostálgica. De regreso al Paraíso. Ámsterdam, 20 de mayo de 1998. La noche que cambió nuestras vidas y metió al Madrid en la era en color. Gol de Mijatovic (legal, Pesotto puede dar fe de ello), un millón de fieles en Cibeles y 14 millones más en las fuentes de todas las plazas de España. Veo signos positivos que me permiten pensar que esto acabará bien. El regreso al Amsterdam Arena y que Benzema marcase el otro día en Wembley, el escenario de la final del 28 de mayo... Y el factor Mourinho que no cesa. Este hombre acabará con la hemorragia europea de los últimos años.