Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo digo Tomás Roncero

Iniesta gritará feliz los goles de Cristiano

Mírate al espejo, Moisés, y cógete el póster de tamaño natural de Cristiano­ que regaló el AS a sus lectores hace un año. Es la noche y el día, el cielo y el infierno, la perfección y la cruda realidad. Curiosamente, tú eres como Messi. De tamaño, me refiero. Lo que os fastidia a todos los culés de Cristiano es que os hubiera encantado verle lucir sus abdominales de mármol con la camiseta de UNICEF. Pero él prefirió el blanco impoluto del Madrid. Y eso que tu amiguito Laporta le ofreció el oro y el moro para que fichase por el Barça al día siguiente de la final de Roma. Pero Cristiano no se mueve por dinero como tú crees. Él vino al Madrid para hacer historia porque sabe que sólo en el Bernabéu quedas inmortalizado para los restos. Que se lo explique a Di Stéfano y al recordado Kubala. El húngaro hubiese levantado Copas de Europa si hubiese elegido Chamartín, pero al final se tuvo que consolar con ser la estrella de un equipo que ganaba algo llamado Copa de Ferias... Messi nunca lo dirá con la voz alta, pero al final le pasará como a Maradona. Será un futbolista frustrado porque al no jugar nunca con el Madrid siempre notará que le ha faltado algo en su carrera para llegar al Everest del fútbol. Fíjate qué Mundial más decepcionante hizo en Suráfrica. Al final, el estigma segundón del Barcelona no te lo quita ni siquiera el Balón de Oro. Y por si fuera poco, a La Pulga se le ha cruzado un ogro con una pizarra en la mano que se llama Mourinho. El portugués le tiene acomplejado y Messi jamás fue capaz de hacerle un gol a sus equipos. Este lunes nada de esto cambiará...

Cristiano se adueñará del Camp Nou y lo pondrá patas arriba y sé que sus goles los va a aplaudir en silencio mi admirado Iniesta. Recuerda lo que dijo mi paisano con 12 añitos: "Soy del Madrid a todo poder". Iniesta sí que sabe.