Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo digo Tomás Roncero

Fracasó el central de la cantera

En el atractivo y excitante proyecto galáctico de la primera era de Florentino en el Madrid, uno de los objetivos marcados en la estrategia deportiva pasaba por ahorrarse el fichaje de un central "sacándolo de la cantera". Del Bosque, que manejaba La Fábrica de la vieja Ciudad Deportiva como si fuese su segunda casa, sacó de su chistera a Pavón y Raúl Bravo (lateral reconvertido después a central). Más tarde, Queiroz insistió en esa línea con Mejía y Rubén. En esa época, en la planta noble del Bernabéu ni se planteaba la posibilidad de fichar un central de fuera. "Con este equipazo, la inversión que hacemos en la cantera nos tiene que dar rentabilidad al menos para sacar un Hierro o un Sanchís". Pues no. Rubén acabó llorando una noche en el Sánchez Pizjuán, Raúl Bravo se fue a hacer las Grecias y Pavón y Mejía han sufrido esta temporada una experiencia horrible en el Arles francés (ver foto).

El fracaso en la formación de las categorías inferiores obligó a tirar de cartera. Y con poco tino. Samuel fue un Ruggeri del siglo XXI (una sola temporada con mucha pena y poca gloria) y Woodgate fue un inquilino habitual del parte médico. La cantera no genera cracks desde Casillas, Guti... ¡Y Raúl! Su golazo de anoche en Mestalla nos recordó la grandeza de esta cantera en los años 90...