Estás leyendo

A mi juicio, injusta eliminación

A mi juicio, injusta eliminación

He grabado en alta velocidad la final de 110 metros vallas, a 300 imágenes por segundo. La analizo al milímetro, y creo honestamente que el contacto de Dayron Robles con Liu Xiang en la novena valla es involuntario, y perjudica a ambos. Por tanto, no me parece justa la descalificación del atleta cubano. Observo la excelente salida de Robles, llegando en siete pasos a la primera valla en cabeza. Liu Xiang, desde este año, también llega en siete pasos. Ambos atacan con la pierna izquierda. Robles domina la carrera en las siete primeras vallas, con autoridad, con esos brevísimos y excelentes tiempos de contacto que le caracterizan, un amplísimo paso de valla y el talón muy alto en la recepción después de cada valla. En la octava observo algo: Liu Xiang se va excesivamente hacia la izquierda, poniendo su pie de batida, el derecho, casi en la línea izquierda. Es decir, acercándose tanto al lado de Robles, el chino corre un grave peligro de contacto.

Eso no es culpa de Dayron Robles. Y en la novena valla, efectivamente el brazo derecho de Robles toca al izquierdo de Liu Xiang. Es un lance propio de carreras de vallas, de dos atletas con técnicas de brazo en el paso de la valla muy distintas. Pero el contacto perjudica a los dos: Liu Xiang se frena algo y Dayron Robles se hunde, perdiendo también velocidad. E incluso vuelve a haber otro contacto en la última valla. Pero en ningún caso es culpa de nadie. Para mí, Dayron Robles es el campeón mundial.

También te puede interesar