Estás leyendo

Un código de pilotos no escrito

Un código de pilotos no escrito

El paddock del Mundial es como una gran familia que ayer estaba destrozada. Todos hemos sentido muchísimo, enormemente, la pérdida de Simoncelli, incluso pilotos con los que había podido tener diferencias en pista, como Pedrosa, Stoner, Bautista, Lorenzo... Porque existe una especie de código no escrito entre nosotros de máximo respeto, aunque haya una rivalidad brutal lo que pasa en la pista se queda en la pista. Y esto es así porque somos conscientes de que nos jugamos la vida, algo que tenemos siempre en cuenta porque no sólo nos ponemos en riesgo cada uno sino también a los demás, a los que compiten con nosotros. Y por desgracia seguirá siendo así, este es un deporte peligroso y accidentes como el de ayer son imposibles de evitar.

Yo he sido crítico con medidas de seguridad como el control de tracción, pero ahora las entiendo perfectamente. Puede ser que me esté haciendo mayor... Pero hay que tener muy en cuenta los esfuerzos que se hacen para minimizar los riesgos, desde los circuitos a las motos pasando por las equipaciones. Nunca será suficiente, pero tampoco podemos olvidar que el riesgo cero es una utopía. Y lo saben no sólo los pilotos del Mundial, también todo el que se sube en una moto. Ahora llega Valencia y la afición española seguro que va a demostrar toda su grandeza con un sentido homenaje a Marco. Le criticaron, pero también le respetan. Siempre le tendremos en el recuerdo.

También te puede interesar