Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo digo Tomás Roncero

Os felicita orgulloso el socio 2.919

Miranda de Ebro ya está en el corazón de todos los españoles. Su hazaña de anoche nos hizo golpear de emoción la televisión mientras que Manu Carreño se desgañitaba cantando el gol de César Caneda. Pensarán qué pinto yo en esta historia apuntándome a la gesta de los burgaleses. Mis razones tengo, amigos. Desde hace año y medio soy socio del Mirandés y guardo orgulloso mi carné con el número 2.919. Eso me ha metido en faena siguiendo sus peripecias en ese fútbol que sobrevive entre el barro y las deudas. La increíble afición de Anduva disfruta de un milagro que no parece tener fin. El Guadalajara les apartó del ascenso a la Liga Adelante hace unos meses, pero anoche esta buena y noble gente castellana recibió el premio del trabajo bien hecho. Y de la osadía bien entendida...

No olvido que soy socio del Real Madrid desde 1981 (el 15.814), pero si esta noche sufriese la desgracia de salir eliminado del Camp Nou tendría a mi Mirandés dando la cara en semifinales. Los amigos de la Peña Mirandesa Hala Madrid ya me han dicho que la próxima semana Anduva reventará ante el Athletic o el Mallorca. Y yo voy más lejos. ¿Se imaginan una final de Copa entre el Mirandés y el Madrid? ¿Por qué no?.