Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo Digo Alfredo Relaño

Sánchez Arminio y la rajada de Piqué

El Madrid ganó casi cuesta abajo, por pura calidad, ante un Espanyol que dio floja respuesta. Fue una noche feliz en el Bernabéu, con Higuaín recuperando el gol y la sonrisa, Cristiano alcanzando la treintena de tantos, Kaká bordando un partido completo y magnífico, todos en general en buen tono y hasta una aparición de Morata, a petición del respetable. El Madrid, en fin, sacó brillo a los diez puntos de ventaja y dio otro paso hacia un récord de goles que se espera sideral. Gran contraste con el Barça, donde a pesar de haber ganado 3-1 ha hecho crisis definitiva el descontento arbitral.

Porque Sánchez Arminio ha salido como un caballo inglés ante la declaración de Piqué. Fue una pasada. La palabra 'premeditado' tiene una carga fuerte, no la debió emplear, confirma que se está convirtiendo en un verso suelto en ese Barça en el que Guardiola pretende alejar la cuestión arbitral de las mentes. Pero Valdano decía bien en Carrusel que una vez abierto este melón, ¿dónde ponemos la raya? Y es verdad. ¿Qué hacemos con tantas declaraciones que señalan o insinúan intencionalidad en las malas decisiones arbitrales? El Barça, que ya está mosca, lo sentirá como un enorme agravio.

Y está mosca con razón. No es que esté a diez puntos del Madrid por los árbitros. Pero podría estar a menos. Esa cuenta nos sale en AS cada martes, de la mano de Urízar. Velasco Carballo, del que se queja por lo de anteanoche y que le costó dos puntos en Mestalla, es el designado para la Eurocopa. Ya no hay miedo a equivocarse contra el Barça, o así me lo parece. Ya no hay miedo a equivocarse a favor del Madrid, o así me lo parece. Y la actitud de Sánchez Arminio es llamativa. Quizá todo sean coincidencias, puede ser. Pero yo conocí a Rosell cuando estaba en una operación de derribo de Villar...