Opinión

Opinión

Yo digo Pedro Luis Ferrer

La verdad está enel precio

Cualquier comunicado de Agapito hay que ponerlo siempre en cuarentena, a la espera de que el tiempo vaya separando el grano de la paja, o lo que es lo mismo, la verdad de la mentira. Así que el anuncio de la puesta en venta de su paquete de acciones del Real Zaragoza, con ser la noticia más esperada por el zaragocismo desde hace cinco años, no es, por el momento, más que una declaración formal de intenciones, con un fondo por descubrir. Conociendo la naturaleza del personaje y sus acostumbradas idas y venidas, se impone la cautela y el escepticismo, porque podría tratarse de otra maniobra, otra más, para descargarse de presión, justificar de nuevo su propiedad ante la ausencia de una propuesta de compra convincente y volver al palco de La Romareda.

El cerco social y mediático ha hecho mella en el soriano, pero su verdadera intención la iremos comprobando en las próximas semanas, fundamentalmente cuando fije el precio de sus acciones. Esa es la clave secreta sobre la que se basa toda la veracidad de su comunicado y mientras no se conozca ese precio, no podremos calibrar su sinceridad. Por eso, el zaragocismo debe seguir vigilante y no bajar la guardia, para que este anuncio oficial, tenga o no intención oculta, acabe desembocando en la salida de Agapito. Ahora tiene la palabra la sociedad civil aragonesa, de la que debería salir, por el bien del Zaragoza, ese comprador o compradores que acaben con tanta ignominia y devuelvan al club a la seriedad institucional, el rigor económico y el acierto deportivo.