Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo digo Raúl Romojaro

Pat Fry ha tocado la tecla justa

Al margen de que la clasificación de los Ferrari en los primeros entrenamientos del GP de China resultara esclarecedora sobre su rendimiento en pista, para mí lo más significativo de ayer en el circuito de Shanghai fueron las declaraciones de su director técnico. Pat Fry mete el dedo en la llaga y no se corta al asegurar que los problemas de la escudería de Maranello van mucho más allá del poco acierto puntual en el diseño de F2012, que es sólo fruto de las carencias estructurales y de concepto que sufre esta leyenda de los grandes premios. Era algo que resultaba evidente pero está bien que lo denuncie alguien desde dentro, porque sólo siendo conscientes de nuestras verdaderas limitaciones podemos pensar en afrontarlas y solventarlas.

Lo que apunta Fry tiene todo el sentido, desde el momento en que sólo así puede explicarse que, por segundo año consecutivo, en Ferrari hayan fallado de forma clamorosa en el desarrollo de un monoplaza. La primera vez podría justificarse por un mero error de cálculo, esas cosas que, aunque no debería, pueden pasar... Pero la reincidencia ya es más preocupante y sintomática, sobre todo cuando el trabajo se inició muchos meses antes que la mayoría, cuando en 2011 se dio por finiquitada la temporada ante la imposibilidad de reconducirla. Porque lo innegable es que si algo se está haciendo mal desde la base, pueden tirarse desarrollando coches nuevos los próximos diez años... y sólo acertarán de pura casualidad. Así que lo mejor es ser realistas y buscar soluciones drásticas.