Opinión

Opinión

yo digo Alfredo Relaño

Amigo Mourinho, esperábamos más

Arrancaron los ultras su cántico pro Mourinho y se escucharon pitos, como el día del Athletic. Señal de que no todo el estadio le está tan entregado. No está mal ganar la Liga, tras haber ganado la Copa un año antes. Tampoco está mal ser semifinalista de la Champions por segunda vez consecutiva. Pero no es ningún récord. No hay que echar la mirada lejos para recordar que con Del Bosque el Madrid jugó cuatro semifinales de Champions consecutivas y que en esos años se llevó dos títulos de esta competición, alternados con dos de Liga. En 42 participaciones en la competición, el club llegó a 23 semifinales.

O sea, que lo de Mourinho está bien, pero no es un récord. Quizá pueda en el futuro conseguir más si, como pretende, agranda su poder. Algo no le gusta. Y eso que ya no es sólo entrenador, sino que es 'manager'. Pero quiere algo más, aunque que no sé si se lo ha ganado. Desde que es 'manager' el club fichó a Varane, Coentrao, Altintop, Sahin y Callejón. La 'Noche Triste' ninguno estuvo. De ellos, sólo Coentrao ha tenido algún protagonismo en la temporada (y en la semifinal) y discutible. Sé que Mourinho tiene devotos (el principal, él mismo) y es justamente a ellos a quienes expongo esta reflexión.

Los borderíos van aparte. Ojalá no existieran, pero esto es como es. Se puede meter el dedo en el ojo a alguien, asaltándole por la espalda, sin sufrir ningún menoscabo ante los ultras propios, no es de extrañar. Me cuesta más aceptar que ante el Barça o el Bayern el Madrid se repliegue en el Bernabéu en cuanto tiene ventaja. Y no me parece un logro extraordinario que el Madrid gane hoy una Copa, mañana una Liga y en dos años juegue semifinales de Champions. Eso vale para un Madrid de entreguerras. De Mourinho esperaba, y espero, más. Y me figuro que los que pitaban ayer, también.