Opinión

Opinión

Yo digo J. J. Santos

Cristiano no para de crecer

Si hay algo injusto en lo que mucho que se ha escrito sobre Cristiano, es que lleva mal la presión. La prueba es que no paran de crecer sus números. En el primer año ya fueron notables. El gol que otorgó una Copa en el segundo y alcanzar la cifra de los 40 en Liga avalaban esa progresión. Y sobra recordar lo que está pasando en esta tercera temporada. Las comparaciones con Messi y la competencia salvaje con el azulgrana le hacen mejor. Cosa distinta es que en determinados momentos ese afán de superación acabe afectando a todo el equipo. Se vio en los primeros meses, cuando se implantó la teoría de que padecía ansiedad.

Conociendo su ambición, le servirá de poco que se publiquen estudios sobre si ha sido más o menos decisivo que Messi. Para él será una espina clavada el superar la cifra de 45 goles y no lograr la Bota de Oro ni el galardón de máximo goleador de nuestra Liga. Le compensa haber ganado el trofeo de la regularidad con su equipo, pero debe pensar que la felicidad desde que está en España no termina de ser completa. Pero no se arrepentirá de haber dejado Inglaterra. Allí tocó techo muy pronto. Encontrarse en su camino con el mejor Barça de la historia acabará siendo una bendición para su trayectoria, incluida su competencia con Messi.