Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo digo Javier G. Matallanas

Iker, Cesc y 'los sin 9'

Empezó España con un nueve que juega con el once. Le sustituyó para jugar de nueve el diez. Y salieron dos extremos sustituyendo a Xavi y Silva, dos miembros de la Santísima Trinidad del tiqui-taca. Del Bosque quiso acabar el partido con su sello. Se ha mantenido fiel al tiqui-taca, pero desde su primera convocatoria como seleccionador, en la que llevó a Capel, ha querido dejar su sello poniendo extremos. Y acabó la prórroga con Navas y Pedro pegados a la línea de cal. Y el equipo de 'los sin nueve' pudo y debió sellar la victoria en la prórroga, en que fue muy superior a Portugal. Pero llegó a los penaltis.

El partidazo de Busquets, Alba, Ramos, Piqué, Arbeloa y compañía lo merecían. Antes de la tanda daba la sensación de que Casillas la volvería a preparar. Y así fue. Paró una y otra al larguero. Ramos le echó bemoles y marcó a lo Panenka (¡siempre los tiró bien!). Y Cesc (¡grande!) volvió a marcar el decisivo. ¡A la final! ¡A por el trébol!