Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo Digo Ángel Cruz

Naomi Campbell y Kate Moss cobrarán una libra por actuar en la Clausura

Modelos de élite. Las modelos Naomi Campbell, Kate Moss, Lily Cole, Stella Tennant, Lily Donaldson y Georgia May Jagger actuarán en la Ceremonia de Clausura de los Juegos Olímpicos de Londres. Renunciarán a sus sueldos millonarios, propios de las pasarelas, para cobrar sólo una libra esterlina. Es de agradecer. Su bella presencia y lo barato del espectáculo. Naomi Campbell ya llevó la antorcha en los Juegos de Atenas 2004. Se ve que le va lo olímpico.

La hija de Paul. Naomi y Kate embellezarán la ropa, entre otros, de Stella McCartney, hija de Paul, uno de Los Beatles. Su padre era un artista de la música; su hija lo es del diseño, pero a mí me gusta apreciar más lo primero que lo segundo. Sin duda.

Fuera el rojo. Stella ha diseñado los uniformes británicos para los Juegos, y aunque la polémica no ha llegado a lo sucedido en España, también ha recibido críticas, porque ha obviado el color rojo de la bandera del Reino Unido, la Union Jack. "He querido modernizar el diseño", se ha justificado. Pero no la perdonan, como no perdonamos aquí a la empresa ruso-italiana que ha perpetrado el diseño olímpico español y de cuyo nombre quiero olvidarme. Por cierto, el exbeatle cantará en la Ceremonia Inaugural. Prefiero a Montserrat Caballé y a Plácido Domingo, vedettes en Barcelona 1992. Con perdón.

Informal. No se sabe cómo será la Ceremonia de Clausura de los Juegos de Londres, porque este tipo de cosas se mantienen en secreto, para dar luego la sorpresa, pero, en general, son distendidas, desenfadadas, con una estructura más liviana que la Ceremonia Inaugural, más oficial y reglamentada. Al día siguiente los deportistas subirán a sus aviones y se irán a sus casas. El sueño se habrá acabado. Y en la clausura se liberan de toda la tensión acumulada.

Desfile conjunto. Salvo que Londres sea autorizada para incluir modificaciones, los abanderados de todos los países (no tienen que ser necesariamente los mismos que en la Ceremonia Inaugural) entran en el estadio juntos, y tras ellos desfilan los deportistas mezclados, a su libre albedrío. El ritual comenzó en los Juegos de Melbourne 1956, para dar una imagen de unión.

Tres banderas. Tras la entrada de los atletas se suben a los mástiles tres banderas: la griega, en honor del país creador de los Juegos Olímpicos; la del país anfitrión, en este caso Gran Bretaña, y la del que acogerá siguiente edición de los Juegos, que será Brasil, en Río de Janeiro. Y luego se apaga la llama olímpica. Y algunos lloraremos, porque el Olimpismo se queda sin luz.