Opinión

Opinión

Yo digo Alberto Cerruti

Un pecado de nostalgia, pero útil

Creo que el Milán, como siempre, dará una sorpresa el último día del mercado. El 31 de agosto de hace 10 años llegó Nesta al Milán cuando el propio Silvio Berlusconi había dicho que era imposible que eso ocurriera. El mismo Ronaldo fue al Madrid desde el Inter el 31 de agosto de 2002. Ahora, otro brasileño mítico puede hacer feliz a la afición rossonera y hacer el recorrido inverso de Madrid a Milán. Que no haya acuerdo explica la crisis del fútbol italiano en general y del Milán en particular, que ya ha pagado un pecado de nostalgia cuando volvieron Donadoni, Gullit y, por último, Shevchenko. Pero por la situación deportiva que atraviesa la entidad, que ayer perdió por sorpresa con la Sampdoria en casa en la jornada inaugural del campeonato, un Kaká al 50 por ciento respecto a cuando dejó el club puede ser útil para Allegri.

El problema, como siempre, es el dinero. Pero yo creo que al final la solución podrá ser útil para las tres partes. El Madrid, el Milán y el propio jugador. No hay ningún tipo de restricción económica en el Milán, pero Silvio quiere tapar los huecos del balance, las deudas del club, y el dinero que ha entrado no puede salir. Ganó los 67 millones con Thiago e Ibra y se quedan en su bolsillo. Por ello Kaká sólo puede ir al Milán con un sueldo reducido, cedido, o con una forma de pago más ventajosa para el Milán que para el Madrid. Bastaría con que estuviera al 50% de su nivel. Sería un fichaje para el presente, pero no para el futuro...