Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo digo Javier G. Matallanas

El mérito de retener a Falcao

Simeone le hizo todo el lío a Di Matteo metiendo a Adrián por la izquierda y Falcao remató la faena de dos orejas y rabo del Atleti. Para Supercampeonar había que hacer el milagro de que se quedara el Tigre. El mérito de retener a Radamel Falcao es incuestionable. Ya fue una locura financiera su fichaje (¿quién se acuerda y quién cuestiona ahora los 47 millones de euros que costó?), agravada por el fallo en los pagos del fondo de inversión que lo financiaba. Pero bendita locura. Y es muy loable el esfuerzo de retenerlo con la delicadísima situación económica que vive el Atlético (igual que criticamos la mala gestión, debemos alabar los cuatro títulos europeos de los últimos dos años que han puesto al Atleti de nuevo en el mapa del planeta fútbol).

Nadie daba un duro porque se quedaría. Hasta anoche había miedo de que Abramovich sacara la chequera para convencer a Gil y Cerezo de que le vendieran al Tigre. Pero ese esfuerzo merece la pena por el orgullo, la alegría y la satisfacción de los miles de atléticos que viajaron ayer a Mónaco (arrasaron en la grada a los fríos hinchas del Chelsea) y del millón de colchoneros que disfrutaron desde España, al que se unieron la gran mayoría de los futboleros patrios, por la exhibición de Falcao y los chicos del Cholo. ¡Aúpa Atleti!