Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo Digo Juan Jiménez

Banega y la Bestia pasando por Vadillo: diccionario de lesiones

Ché que bó. En semana de lesiones, una buena noticia para el Valencia. 245 días después, regresa el volcánico Éver Banega. 'Bautizado' con el escándalo de la webcam, al poco fue cazado en un control de alcoholemia. Además de ponerse una camiseta del Real Madrid, ha visto cómo su Ferrari ardía y, para colmo, se fracturó la tibia y el peroné en un accidente extrañísimo en una gasolinera. Pero tiene más talento que 'fechorías'. Ha reaparecido en un amistoso ante el Ribarroja durante el parón y el club, que le tiene fe, le ha puesto un cocinero para vigilar su alimentación. Pellegrino le necesita.

Bestia. Baptista lleva un año sin jugar y tres lesiones. Primero, un problema en el hueso sesamoideo que intentó solventar sin éxito el doctor Petr Spurek en Marbella. Luego, una rotura del sóleo que Luiz Rosan, doctor y amigo, no curó en Brasil. Finalmente, Cugat le descubrió una rotura en el tendón de Aquiles. Noviembre debe ser su mes.

Rodillas... En el Bernabéu, hace también justo un año, Álvaro Vadillo se rompió el ligamento cruzado de la rodilla derecha. A Vadillo, cuyas formas resultaban una mezcla ilusionante y real entre Cristiano y Joaquín, ya le seguían los mejores. Mel, que actuó como un tutor y que hasta le dejó subirse a la mesa a contar chistes en una pretemporada, le hizo debutar como titular en la Liga en Granada con 16 años. Pero a Vadillo se le fue la rodilla en aquel empujoncito de Ramos y no juega ni en el B. En el Betis preocupa la evolución del chaval.

Ex Barça. En Mallorca sí hay regreso grande. Vuelve Giovani, una de las atracciones de la Liga que aún no ha debutado por culpa de una rotura fibrilar en el muslo derecho que ya le impidió estar en la final de los Juegos. Y renace Fontàs, que se lesionó el ligamento cruzado de su rodilla derecha y que, de suplente de suplentes para Vilanova, pasa a nuevo gran reto de Caparrós.

Peligro. Y una historia que puede servirle de referencia a Marcelo. Al Sevilla le costó más de un disgusto la lesión que sufrió Ivan Rakitic en el quinto metatarsiano. El croata no encontró la pisada buena y fue un lastre para el club hispalense durante un año. Hay otro que aún no ha vuelto. Sergio García está en la recta final y el Espanyol le reclama. El metatarsiano actúa a traición.