Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo digo Juan Carlos Rivero

Xabi vivió el partido enjaulado

Los alemanes tenían muy bien estudiada la salida de balón del Madrid. Le cerraron el camino a Xabi Alonso mientras se lo abrían a Pepe, que se infló a perder balones. Presionado cuando quería jugar, Xabi Alonso se multiplicó en la labor defensiva. No era un buen día para los centrocampistas teniendo en cuenta que la pelota circulaba a toda velocidad, con muchas imprecisiones y desgobierno. Los alemanes, forzando recuperaciones de balón y salidas al contragolpe. El Madrid, corriendo mucho y jugando poco. Imposible para Xabi Alonso que, cada vez que tenía la pelota, se encontraba con compañeros que le miraban de cara y mucho contrario cerca, lo que le complicaba el pase y la jugada.

Por si fuera poco, acabó entre lamentos por la falta que se vio obligado a hacer y que le supuso la tarjeta amarilla. Los gestos de resignación de Xabi resumen el desarrollo del partido y la cara final ante la derrota. Un mal día en Alemania. Otra vez...