Opinión

Opinión

Yo digo Frédéric Hermel

Aquí están las pruebas

No es la primera vez que me refiero a esta obra teatral franco-española. Seguramente porque resulta interesante hacer paralelismos entre El Cid del dramaturgo francés Corneille y la filosofía que anima al club merengue. "Al vencer sin peligro, se triunfa sin gloria", dice este héroe de la Reconquista. Pues así es el camino emprendido por José Mourinho en el Madrid. Pese a quien le pese. La gloria de haber vencido en 100 partidos está a su alcance esta misma noche, en la que es su casa desde hace dos años y medio. Y nadie podrá negar que el portugués es un ganador nato. Aquí también.

Venció a muchos peligros. Al que representaba (y sigue representando) el mejor Barça de la historia. A las turbulencias del Villarato. A la mala costumbre que tenía el Madrid de perder, cada temporada, su papel de protagonista en la Champions. A la potente expectación que supuso su llegada a la capital de España. Al rechazo que su fuerte personalidad provoca entre los celosos. A esta misma personalidad que le empuja, a veces, a moverse como un elefante en una cristalería (como estos días con el espinoso tema de la cantera). Pero los resultados hablan claro a su favor. Mourinho fue escogido para que el Madrid volviese a portarse como un club ganador. Y aquí están las pruebas.