Opinión

Opinión

Yo digo Guillem Balagué

El futuro de Klopp y Mancini

Los entrenadores del City y del Borussia Dortmund recibieron ofertas para dejar sus equipos este verano, pero por razones totalmente opuestas. Jürgen Klopp, que lleva un par de años de moda, tuvo la oportunidad de liderar el nuevo proyecto del Liverpool, pero prefirió quedarse en un club que controla y disfruta, y en el que se le respeta. Roberto Mancini sentía que, pese al enorme éxito de la consecución de la Liga, se dudaba de él. Cuando le vino el Mónaco, en la Segunda División francesa pero en manos de un millonario ruso, se lo pensó y de hecho aceptó su propuesta. Al final cambió de idea a última hora.

Esta temporada los sentimientos de los que mandan en ambos clubes, como suele ocurrir, se han acentuado en la misma dirección del curso anterior: la autoridad de Klopp ha aumentado y la de Mancini, está rápidamente empequeñeciendo. El Borussia tuvo que cambiar su estilo de juego ante el Madrid, reduciendo el control y la posesión en favor de un contraataque letal, y Klopp acertó. El City se encerró en su área y a los dueños del club no les gustó la imagen que dio un equipo que quiere ser grande. El Madrid, pues, reforzó a Klopp y dejó muy tocado a Mancini. La vuelta del encuentro con los blancos definirá la temporada de los dos.