Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo digo Juan Cruz

Atleta con A de Alba

El Barça sigue en un ay, que es medio gol, igual que el huy, que es casi un gol también. El Zaragoza le dejó perplejo en seguida e hizo que la maquinaria a veces perfecta renqueara hasta el punto de hacer que surgiera el huy y el ay con demasiada frecuencia. Ahora el Barça, sin embargo, tiene un talismán, Alba, el atleta. Este muchacho, que se fue de la cantera para regresar hecho ya uno de los mejores laterales de Europa, contribuye de manera decisiva a las sucesivas victorias del equipo de Tito Vilanova.

Al contrario que otros defensas que hacen de sus intromisiones en el área contraria un avance a trompicones, en el juego de Jordi Alba hay sentido común, velocidad, oportunidad y belleza. El gol que le dio a Messi, el que pudo haber metido, los centros en el último tramo del campo rival son alivios para este Barça que juega a ganar pero que tantas veces, ay, y huy, parece que juega a perder. Anoche el Zaragoza pudo dar un susto grave, pero el atleta Alba arregló el descosido con un par de brochazos.