Opinión

Opinión

Yo Digo Alfredo Relaño

Mourinho necesita ya un gran partido

Mourinho cumple cien partidos europeos a una edad muy joven, es un mérito que no se le puede regatear. Gran entrenador. No he conocido otro así, salvo quizá Helenio Herrera, ya casi remoto. Pero le faltan cosas, como a todo el mundo. Y a él le falta, entre quizá otras, un gran partido europeo con el Madrid. Aún no lo ha tenido. En las Champions anteriores no los tuvo. En la primera suya con el Madrid porque, admitámoslo, los árbitros se le cruzaron. En la del año pasado, porque entre la pareja Coentrao-Lahm en la ida y su excesiva prudencia en la vuelta la doble ocasión ante el Bayern se fue al traste.

Ahora llega el Madrid al campo del Manchester City en condiciones bastante propicias. Con todas sus estrellas en condiciones, salvo Marcelo, lo que para Mourinho no será importante (para mí, más), porque en general le ha preterido en los grandes encuentros en favor de Coentrao. Y juega contra un equipo que sin estar cuajado del todo sí tiene el atractivo catódico suficiente. Es un club de la Premier, que ya es ser; con un dueño jeque rumboso; con jugadores extraordinarios, particularmente los de la delantera, justo aquellos en los que más repara el espectador universal: Agüero, Tévez, Balotelli, Dzeko...

Esa fortaleza del Madrid, sólido y rápido como una tortuga romana que abre rendijas por las que lanzar flechas, aún no ha dado un gran partido en las salidas europeas. Hoy es el día. El Madrid lleva este grupo de clasificación regular tirando a bien, sólo eso. Perdió la salida ante el Borussia de Dortmund. En el Santiago Bernabéu empató ante los alemanes y ganó al Manchester City con apuros y en los últimos minutos. Va bien, pero no es lo que se espera del Madrid. Y dado que en la Liga marcha a ocho puntos del Barça, necesita más todavía dar un zapatazo en una noche europea. Esta es la noche.