Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo Digo Raúl Romojaro

Es momento para otra gran gesta

El deporte nos apasiona porque es superación, esfuerzo, emoción y, en ocasiones, heroicidad. Los grandes campeones no conocen la palabra imposible y la historia, como nos recuerda Rafa Payá en su magnífico reportaje del AS, está repleta de gestas inolvidables que nos hicieron disfrutar tanto en su desenlace como sufrir antes en su desarrollo. No rendirse nunca y confiar en los milagros es algo que hemos aprendido con el paso del tiempo cuando nuestros mejores deportistas andan en juego, porque de ellos se puede esperar el milagro incluso cuando la lógica apunta a todo lo contrario. Y es justo lo que nos toca el próximo domingo con Fernando Alonso en un GP de Brasil que debería quedar en los anales de la Fórmula 1... y ojalá que con el resultado que todos sus seguidores esperamos.

Personalmente, tengo la sensación de que va a ser el gran día que llevamos esperando desde hace ya demasiado. Estaba muy preocupado con la carrera de Estados Unidos, pensaba que allí Vettel sentenciaría el título a su favor, pero superado ese envite mi pálpito ahora es que Alonso será el nuevo campeón. No sé si me he dejado contagiar por el entusiasmo del asturiano, pero hoy lo veo mucho más factible que hace una semana. Si tengo que digerir la decepción ya lo haré cuando corresponda, pero en estos momentos mi pronóstico es una retirada del alemán con un podio del español. Y ya sabemos lo que eso significa...