Estás leyendo

Un mal día, pero no hay que dudar

Un mal día, pero no hay que dudar

Maldita mano! La niñería de Arda marcó el resultado. El Cholo se lo había advertido a los jugadores. No quería regalos. Y al final llegó y Cristiano no lo desaprovechó. Encima, un minuto antes Iker le sacó una mano providencial a Falcao. Esta fue la historia del partido. Luego los de Simeone se fueron diluyendo y todos sus planteamientos se vinieron abajo. No apareció el equipo rocoso y ambicioso que le ha llevado a la segunda posición de la clasificación. Luego, en el segundo tiempo, a los rojiblancos sólo les quedó aplaudir el monólogo madridista.

Desde el banquillo quizá se tuvo que hacer el cambio de Adrián mucho antes y se echó en falta al Cebolla para meter esa velocidad necesaria para ser ambiciosos e ir a por la igualada. De todas formas, ahora hay que ser más atléticos que nunca y hay que apostar por este proyecto. La última vez que se ganó en el feudo blanco se bajó a Segunda. No pasa nada. Dentro de 15 días hay otra reválida ante el Barça y hay que demostrar que nos podemos codear con los grandes. Yo, por si acaso, también le he pedido a mi amigo Iker Jiménez que investigue el mal fario blanco a ver si damos con la solución. Lo importante sigue siendo entrar en la Champions y ahí somos líderes destacados. El proyecto del Cholo está empezando y hay que darle tiempo para poder luchar por la Liga. Yo me sigo declarando un fan incondicional del entrenador argentino.

También te puede interesar