Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo digo Javier G. Matallanas

Premios tardíos, pero merecidos

El único pero a los Premios Nacionales del Deporte 2011 que ayer entregó la Familia Real en el Palacio de El Pardo es que se han votado y se han dado casi en 2013. El cambio de Gobierno provocó el retrasó de la convocatoria al último trimestre. No es algo grave, pero si supuso un hándicap para el jurado votar a deportistas que se habían salido en 2011 con el recuerdo fresco en la retina de los Juegos Olímpicos celebrados en Londres en agosto. Los medallistas españoles tendrán su premio de 2012. Por eso, aunque tardíos son justos los premios. Por ejemplo, el de Cristiano, que batió el récord de Zarra en 2011.

E l astro portugués, junto a Afredo Di Stéfano y Vicente del Bosque (aunque sea el seleccionador español campeón del mundo y de Europa siempre se le vinculará al club donde estuvo casi tres décadas) hicieron que el Real Madrid fuera la institución mejor representada entre los galardonados. Por ese motivo, Florentino Pérez, presidente del Madrid, acudió al acto junto a Emilio Butragueño, quien tan bien representa al club de Concha Espina en todos los actos públicos. Florentino y Del Bosque no coincidieron cerca una vez que empezó el cocktail y no se saludaron. El presidente sí saludó a Cristiano. Sus relaciones pasan por su peor momento y parece complicado reconducirlas. La Reina, los Príncipes de Asturias y la Infanta sí saludaron a Del Bosque y a todos los premiados. Encantadoras Sofía, Elena y Letizia. Y Felipe. Habrá que hacerse felipistas.