Opinión

Opinión

Yo digo Pedro Luis Ferrer

Nano es su mejor 'medalla'

La silla no es lo que me cambió la vida. Perdí a mi padre con 15 años y eso no tiene solución. Un día lo ves y al siguiente ya no está. Y no puedes hacer nada para cambiarlo. Pero la silla no me ha impedido hacer las cosas que he querido. La silla no la llevo en mi cabeza". Teresa Perales, la deportista paralímpica española más laureada de la historia, jamás ha dejado de sonreírle a la vida y de afrontar su minusvalía sobrevenida con una naturalidad ejemplar. De pequeña odiaba nadar, pero ya se ha colgado 22 medallas paralímpicas y tiene puesta ahora su mirada en Río 2016. Se ha ganado un enorme reconocimiento y tiene mil retos por delante, personales y deportivos, pero su gran orgullo y su mejor medalla es su pequeño hijo Nano.