Opinión

Opinión

Yo digo Guillem Balagué

Mourinho y la desestabilización de Guardiola

En ningún momento Pep Guardiola me dijo que Mourinho le había desestabilizado. Tras charlar con Quim Domènech de Punto Pelota hace un par de días, mucha gente se dedicó en las redes sociales y en otros medios de comunicación más serios a lanzar al aire la conversación, escoger unas palabras, sazonarlas con interpretación y finalmente recolocar las comillas. Y salió que Pep me había comentado justo eso. Qué más da, dirán muchos. La verdad es que sí que da.

Tener la oportunidad de escribir un libro como 'Another Way of Winning' (la biografía de Pep Guardiola que desde hace unos días está en las librerías en Inglaterra) no es el resultado de una casualidad, sino del trabajo de veinte años. Sin todo lo anterior, Pep ni nadie me hubiera abierto la puerta de su despacho durante su última temporada en el Barcelona.

Pero nunca se deja de estar en bandos contrarios o, al menos, separados por barreras muy claras. Y un desliz cierra puertas, incluso para siempre; convierte la frontera en más impermeable que la de las dos Coreas. Por eso cuenta y hay que dejar las cosas muy claras para que no haya equivoco alguno con respecto a esta historia. El libro, que se publicará en abril en España en Córner, una editorial que ha subido muy alto el listón del libro deportivo en nuestro país, no es una autobiografía, ni tampoco una biografía autorizada. El libro es mi dibujo personal de Pep, pintado a partir de las muchas conversaciones que tuve con la gente que le conoce bien, incluso con él.

Estoy convencido que otros acreditados periodistas merecen escribirla más que yo (Ramón Besa, Lu Martín, Marcos, David y Joan, los chicos de El Periódico, Santi Giménez) pero, ya que me ha tocado, intento explicar a Pep y su circunstancia a partir de la interpretación (sobre el desgaste que le produce Mourinho, por ejemplo), de citas directas de colaboradores y futbolistas, de la táctica. Y en ningún momento Pep me dice que José le desestabilizó. Así en las redes tendrán que inventar otra cosa pero no ésta sobre Pep y Mourinho.