Opinión

Opinión

Yo Digo Juan Jiménez

Curiosas Juntas en Vallecas y extraños simulacros en Cádiz

Clandestinidad. Semana de almuerzos navideños, actos solidarios y Juntas de Accionistas. Algunas, escandalosas como la del Racing. Otras, 'curiosas' y con sorprendente horario laborable. El Rayo fijó su asamblea el lunes por la mañana y cumplió sólo lo estrictamente estipulado por la ley: un anuncio en el BORME (Boletín Oficial del Registro Mercantil) y otro en un diario con la tirada requerida. Eso sí, no informó de la Junta en ninguno de sus medios oficiales. Lo hizo luego, cuando el orden del día ya se había aprobado...

Un vuelco. Con Pochettino en el cargo, Simao dedicaba sus días a escribir tuits como este: "Echo de menos Estambul, echo de menos a mis amigos". Javier Aguirre ha terminado con la saudade del portugués dándole la camiseta de titular. El Espanyol ha vuelto a sonreír y sus mensajes en las redes se han transformado así: "Felicidades equipo, gran trabajo de todos". Ayer hubo brindis con cava entre Collet, Aguirre y los capitanes. Hoy, el Depor.

Reconocimiento. Málaga vive pendiente del sorteo de Champions y la visita del Madrid, al que jamás le ha ganado con su actual denominación. La ciudad está entregada a Pellegrini. El club le obsequió con una foto dedicada y toda la plantilla le firmó una camiseta con el dorsal 100, los partidos oficiales que cumplió con el Málaga en Éibar. Los pequeños detalles cuentan.

Más de camisetas. Los nombres de 22 socios de la Real Sociedad elegidos por sorteo han sido serigrafiados en las camisetas con las que los txuri-urdin juegan esta noche ante el Sevilla. "Hemos puesto los nombres cerca del corazón de los jugadores por respeto hacia ellos, son nuestro alimento y nuestra razón de ser". La Real mantuvo 20.000 socios en sus dos años en Segunda. Y el Celta, otro que pasó momentos crudos, prepara nueva equipación granate para la próxima temporada con estreno sorpresa. Será en la vuelta de los octavos de Copa en el Bernabéu.

Simulacro. Ahora que zozobra, no convendría olvidarse del Cádiz. Ya es antepenúltimo en el grupo IV de la Segunda B y va por el tercer técnico de la temporada. Ramón Blanco dejó el cargo por "recomendación médica". Le sustituyó Raúl Agné, que, por hacer algo, se inventó la semana pasada un entrenamiento con la megafonía a toda mecha. El objetivo, recrear una situación de partido para que los jugadores se acostumbrasen a los pitos del Carranza. "No quiero cagones", les gritó. Pero el Cádiz perdió ante el Jaén y ya ni en la Tacita son capaces de ponerle una sonrisa al drama. Que ya es difícil.