Opinión

Opinión

Yo digo Maldini

Abel sigue marcando diferencias

Sigue la pasión y la ilusión en Arona. Y el gran fútbol. Críos que saben jugar, comentábamos ayer. Muy buenos centrocampistas, con los conceptos del juego muy desarrollados. Uno de ellos es Miguel Martínez, del Espanyol. Juega con el ocho, siempre la cabeza levantada, siempre con la jugada en la cabeza. Un equipo bien trabajado este Espanyol, que incluso había estudiado bien cómo frenar al punta Moisés del Valencia. Este marcó un gol pero apareció menos, y eso permitió ver un Valencia con registros distintos, con mucho mejor toque de balón, más dominador con la pelota. Un Valencia que alcanza la semifinal ante el Sevilla de Lara, otro de esos medios que parecen veteranos con doce años. Será una gran semifinal y también el Atlético-Barça.

El día empezó con la exhibición de los Obama ante el Dortmund, siguió con otra de Silvano en el Atleti y terminó con la del Barça ante el propio Dortmund. Además de mantener la portería a cero, el Barça es el equipo de Abel. Este es el torneo de Abel, el delantero con la envergadura del valencianista Moisés o el juventino Kean pero con técnica para jugar y hacer jugar. Cuando recibe de espaldas es imparable. Es el jugador de esta magnífica cita en Arona que disfrutamos en El Larguero, Cuatro y Canal +.