Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo digo Doctor González

Acertada decisión médica

La gastroenteritis que padece estos días Rafa Nadal hay que enmarcarla simplemente como un contratiempo muy frecuente a estas alturas del año, cuando los virus gripales están campando a sus anchas, produciendo cuadros agudos de gastroenteritis que se manifiestan en fiebre, diarreas y vómitos. A poco que dure un par de días este episodio, debilita totalmente a un deportista para competir a nivel profesional, aunque sea un torneo amistoso. Máxime en el caso de nuestro tenista, que debía reaparecer después de seis meses alejado de las pistas. Desde el punto de vista médico, considero muy acertada la decisión del jugador de no acudir a Doha y Australia, a pesar de los rumores que puedan circular sobre el tema.

Seis meses es mucho tiempo para un deportista, y cuando reaparezca debe hacerlo con un mínimo de condiciones físicas y anímicas, porque si no es así, su rendimiento no va a ser el esperado y entonces puede sufrir un bajón psicológico que retrasaría mucho en el tiempo la vuelta de Nadal al nivel que nos tiene acostumbrados.

Desde el principio escribí que nuestro admirado jugador no estaría en condiciones hasta principios del 2013, y creo que el pronóstico fue acertado. A estas alturas, no importa el tiempo, sino que se recupere de forma total, para que vuelva a dar los días de gloria al deporte español que tanto hemos disfrutado.