Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo Digo Raúl Romojaro

Otro año para soñar y disfrutar

Los que saben del asunto pronostican otro año complicadísimo en lo económico y social. Mala noticia, porque eso es lo verdaderamente importante para todos... Como la mayoría de nosotros poco podemos hacer al respecto, más allá de resignarnos e intentar arrimar el hombro en la medida de nuestras posibilidades, pues podemos buscar en el deporte esa válvula de escape que nos ayude a capear el temporal. Porque en eso sí podemos ser optimistas, tenemos una representación que nos aleja de las miserias que nos toca vivir y traslada al mundo entero que este país es mucho más que la crisis, la prima de riesgo, los recortes y la crispación general. Y entre esos deportistas, nuestros pilotos, de coches y de motos, que tanto nos ilusionan y divierten.

Tenemos tantos frentes abiertos que difícil será que no nos llevemos más de una alegría. Personalmente, si tuviera que elegir, la verdad es que me haría especial ilusión volver a ver a Alonso como campeón de Fórmula 1; creo que su talento y dedicación lo merecen, así que vamos a tener cruzados los dedos durante la pretemporada para que de Maranello salga el coche competitivo que tanto ha reclamado... y con razón. A partir de ahí, hay muchos motivos para la ilusión. Desde la inminencia del Dakar a las expectativas que abre la llegada de Márquez a MotoGP, pasando por la revancha de Checa en Superbikes, el potencial de nuestros jóvenes pilotos de circuitos o la reedición de los triunfos de unos trialeros que parecen imbatibles...