Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo digo Tomás Roncero

Una petición lógica y justísima

Todos vimos muchas butacas azules vacías (en mis viejos tiempos se decía cemento) en partidos de fuste y tronío como el del City, el del Borussia (¡y encima 8.000 alemanes en las gradas!) o el del Athletic. Ya sé que hay que pagar las elevadas nóminas de los jugadores, pero no debe ser a costa de sangrar la ya de por sí castigada economía de los aficionados. El Bernabéu debería ser un estadio con más brío, más joven y con precios populares que revienten los fondos, como en la Bundesliga.

El Madrid ya recauda mucho dinero con sus derechos de televisión, el márketing y el 50% de los derechos de imagen de la plantilla, que le pertenecen. Como el Madrid no es una Sociedad Anónima ("ni lo será nunca", palabra de Florentino) y sí un empresa de ilusiones sin ánimo de lucro, el club debe bajar de la nube y poner precios para que los más castigados por la crisis puedan tener una razón de peso para sonreír: ver a su Madrid.