Opinión

Opinión

Yo digo Nika Cuenca

El Athletic ha perdido el valor

Los futbolistas siguen haciendo lo que pide Bielsa, ejecutan el plan con sumisión, pero la diferencia está en que ahora lo hacen sin fe, como por obligación, a ritmo de oficinistas. Es una reflexión interna, peligrosa por el significado y calificativa. Saltó al Ciutat de Valencia el Athletic con las ideas claras: tener el balón, triangular con paciencia, buscar la profundidad por esa banda derecha que maravilló a Europa. Y por ahí, encontró el 0-1, de Aduriz, quién si no. Por algo lleva la mitad de los goles, nada menos que once.

De repente, quedó demostrado que los leones han perdido el valor. Se arrugaron, los arrogantes no estaban y aparecieron carencias. Las físicas de Ibai ante Lell en el 1-1. Bielsa se había desgañitado en Lezama el miércoles exigiendo al extremo un cambio de velocidad que quizás no tenga. Si faltó atención en un recién llegado, refuerza más la teoría de que El Loco ya no les llega. La fatalidad del tierno y prometedor Laporte lo puso peor. Amorebieta, básico y desagradecido con el club que le ha hecho rico, ha liado alguna así. Sin ir más allá, la que casi cuesta el año pasado la eliminación ante el Lokomotiv. Pero para principiantes, los defensas concediendo el 2-1 de seguido. Aduriz solo no puede.