Opinión

Opinión

Yo digo Raúl Romojaro

Mi carta a los Reyes Magos

Ya casi lo he convertido en una pequeña tradición en este espacio durante los últimos años. Escribo esta carta a los Reyes Magos con el deseo de que nos traigan muchas satisfacciones a lo largo de la temporada del motor. La verdad es que Sus Majestades se suelen portar muy bien y al final del ciclo son bastantes los objetivos cumplidos. Para este 2013 repito el prioritario que en 2012: que Fernando Alonso y España recuperen el título mundial de F-1, esa alegría inmensa que ya nos queda tan lejana desde 2006. Personalmente, sería lo que más me satisfaría de cada a la campaña que se aproxima, aunque desde luego que mi carta a los Reyes ha ido mucho más cargada. Les he pedido que empecemos bien el año, con un triunfo (o dos) en el Dakar.

También que podamos disfrutar de un gran Mundial de motociclismo (eso es fácil) coronado con un triplete de títulos tan histórico como el de 2010; quisiera ver a Carlos Checa luchando otra vez por la corona de Superbikes, antes de que el inexorable paso del tiempo vaya reduciendo sus oportunidades de hacerlo; me encantaría que en el horizonte se empezaran a vislumbrar las opciones reales de algún joven piloto para ser a corto plazo el segundo español en la F-1 junto a Alonso... En fin, son muchas mis peticiones, quizá demasiadas. Porque me falta la más importante: que a todos nos vaya un poco mejor la vida en estos tiempos difíciles para poder saborear como se merecen los éxitos que seguro vendrán. Haremos repaso a final de año...