Actualizado

Actualizado a las

Opinión

Opinión

Yo digo F. Javier Díaz

La afición es el gran patrimonio

El gran patrimonio del Atlético es su masa social. Lo saben los dirigentes, los jugadores, la prensa y los propios aficionados. Para un seguidor rojiblanco, el Atlético es como una religión, es lo primero. Y eso se nota en el Calderón. En una época complicada económicamente, la afluencia de espectadores no sólo no ha disminuido sino que aumenta, aunque sea mínimamente. Si hay algo que no sufre variación, que es un valor seguro, ésa es la hinchada del Manzanares. Y desde la entidad también han tomado medidas para que las gradas del estadio tengan el mismo colorido de siempre. El club ha hecho promociones con colectivos, como el día que el estadio se pobló de aficionados colombianos. También lo ha hecho con Universidades y ha ofrecido packs con otros clubes, como Estudiantes.

Mañana habrá otra gran entrada ante el Zaragoza. La afición está entregada con su equipo y esto es un punto a favor para los del Cholo. Esta campaña todos los partidos de Liga en el Calderón se suman por victorias y ahora jugar en el feudo del Atlético es complicado para cualquier rival. El club y los aficionados están descontentos por el horario de la Copa ante el Betis (jueves, 22:00 horas). Un partido tan atractivo como este merecería otro horario y será complicado ver una buena entrada en esta ronda copera. Aunque con esta afición nunca se sabe y ni el frío ni la televisión podrán con esta hinchada. Y dentro de poco el club alcanzará los 60.000 socios. Definitivamente, el Atleti es algo especial y diferente. Y los que han vivido un partido en el Calderón saben de lo que hablo.