Opinión

Opinión

Yo digo Conrado Valle

El 'Txingurri' sí dejó claro su portero

Posiblemente en lo que menos pensaría Braulio Vázquez cuando apostó por Ernesto Valverde fuera en su dialéctica. Y sin embargo ésta es una de las claves de su prometedor inicio en el nunca fácil banquillo de Mestalla. Lo es hasta el punto de que en sólo siete partidos ha hecho méritos como para que los que hoy mandan en el Valencia piensen en ofrecerle un mañana. Lógicamente las palabras se las llevaría el viento si los resultados no fueran los que hasta la fecha han sido, si bien, con su discurso en sala de prensa da al Valencia una tranquilidad en lo deportivo de la que adolece la entidad en otros ámbitos (económico desde hace tiempo y ahora también en lo social) y viste con naturalidad temas que antes encendían los debates.

Valverde llegó un día a la sala de prensa y dijo que su portero para la Liga iba a ser Diego Alves y el de la Copa Vicente Guaita. Lo hizo como quien no quiere la cosa y como mandan los códigos de un vestuario, habiéndoselo dicho antes al afectado, en este caso Guaita (la tradición dice que al portero que juega el torneo del KO se le llama también suplente). Valverde liquidó en apenas 30 segundos de respuesta un debate que a Pellegrino se le fue de las manos y que se transformó en una "situación insostenible", como bien la definió Santiago Cañizares.