Opinión

Opinión

El Análisis de Pedro P. San Martín

Valencia: un remate más, dos goles menos

El Madrid ganó con 17 remates y el rival no marcó ni a puerta vacía.

Los números resumen el partido: el Valencia remató 17 veces a Casillas y el Madrid lo hizo 18 veces a Guaita. Los de Valverde no marcaron ni a portería vacía y portero vencido; los de Mourinho clavaron dos goles y no hicieron más porque Guaita se mostró inspiradísimo en el tramo final. Se justificó que el Valencia sólo haya marcado cinco goles en nueve partidos de Liga fuera de casa.

La pegada blanca estuvo por encima de su juego, pero así resuelve partidos. Es una manera de ganar, construida a base de acciones esporádicas, como la contra del 1-0, o la acción enredada del 2-0. El Valencia hizo cosas mejores con el balón, pero sin efectividad.

De los 18 remates del Valencia, 5 fueron dirigidos a portería, 7 fuera y 6 fueron atajados o rechazados. De los 17 del Madrid, 8 entre los tres palos con paradas de Guaita, 7 fuera y 2 acabaron en gol.

Más allá de la capacidad ante el gol, el partido fue igualado en posesión y toque.

Fallo clamoroso

Jonas se encontró con un rechace de Casillas a disparo de Soldado y tiró fuera ¡a puerta vacía! Un error que pudo ser el 1-1.

Contra de gol

Essien salió rápido desde su área, pasó a Khedira quien, de primeras, metió a Benzema para marcar. Contra perfecta en 3 toques.