Opinión

Opinión

Yo Digo Alfredo Relaño

Guardiola elige bien: Bayern de Múnich

Guardiola se va al Bayern. Nadie lo esperaba. ¿Nadie? No es verdad. No hace mucho trabé conocimiento con un connotado personaje de la sociedad barcelonesa que aseguraba que Guardiola iría al Bayern. Nadie le hacía mucho caso en la reunión. Las apuestas se dividían entre alguno de los grandes clubes de la Premier o cualquier opción más 'poética', del tipo de un Brescia o un Fulham, modelos de club humilde desde el que construir otro 'guardiolato' en nuevas y yermas tierras. Algo así como lo que intentó el Ché Guevara cuando se marchó a Bolivia. Pero no: ni la Premier ni el Brescia, el Bayern.

El que me lo anunciaba era un político, y ayer no dejé de recordar esa condición del vate. Y lo digo porque me parece que Guardiola ha escogido con ese instinto que tienen los políticos para arrimarse a la mejor sombra. El Bayern es un estupendo club. Tiene arraigo, como el United, el Barça, la Juve o el Madrid, cosas de la que carecen los nuevos ricos del gran fútbol europeo, tipo Chelsea, City o PSG. Está en Alemania, territorio Merkel. Y, precisando más, en Baviera, que es una forma felizmente periférica de estar en Alemania. Y tiene, estando en la periferia, el máximo predicamento como gran equipo alemán.

El Bayern no es en Alemania ni el Barça ni el Madrid, sino los dos juntos. Además tiene el respaldo de las grandes multinacionales alemanas y está presidido, dirigido y administrado por exjugadores, gentes que vienen del mismo oficio, gentes que han golpeado la pelota de cuero, que han compartido las emociones de quince en un vestuario rodeados de un mundo hostil. Se entenderá con ellos con la mirada. Guardiola ha elegido bien y no me extraña. Es un tipo fino que anda por la vida escuchando. Su ilusión no es escandalizar, sino aprender y aportar. Podía elegir y ha elegido bien.