Opinión

Opinión

Yo digo Tomás Roncero

¿Y qué pasa con la roja perdonada a Tino Costa?

El madridista se despertó ayer feliz por la victoria, pero perplejo por los ecos soliviantados que llegaban desde la ciudad del Turia. De nuevo la vieja cantinela, alimentada desde Valencia con una frase que ya empieza a ser cargante para la afición merengue: "Siempre que vamos al Bernabéu, pasan cosas...". Pues sí, amigos. Efectivamente. Cuando el Valencia llega por el Bernabéu, pasan cosas. Y yo se las voy a contar en esta página. Empezando por lo último.

Apenas corría el minuto 3, había gente todavía acomodándose en las tribunas del estadio y Muñiz Fernández, el mismo árbitro que en el Ciutat de Levante dejó sin castigo el terrible codazo de David Navarro a Cristiano, permitió una nueva agresión al portugués. Tino Costa pisó intencionadamente al crack. Vean las dos imágenes (1). El argentino se desentiende del balón y va a lo que va. Era roja directa y el Valencia con uno menos para los 87 minutos restantes. Hubiese sido otro partido. ¿O no?

Igual en 2012. Es curiosa la amnesia de aquellos que han insistido en que todos los años salen esquilmados del Bernabéu. Sin ir más lejos, el Madrid sufrió un severo arbitraje de Clos Gómez el 8 de abril de 2012, jugándose la Liga con el Barça. El Valencia sacó un punto gracias a las heroicidades de Guaita, espléndido portero, y a los errores del tal Clos. Con veinte minutos por jugarse, Cristiano encaraba sólo la portería ché. Olía a 1-0 y tres puntos muy ricos. Pero de pronto, el astro cae desplomado. No se sabe bien la razón, hasta que la toma de televisión (2) delata el pisotón de Víctor Ruiz al 7 en su pie izquierdo. Urizar, árbitro de AS, escribió en nuestras páginas: "Al ser Víctor Ruiz el último defensor, debió ser expulsado con tarjeta roja directa". Pues Clos no pitó ni falta. Eso permitió al propio Víctor Ruiz trabar a Cristiano dentro del área (3) en el descuento. Era tan penalti como el que el Valencia pidió el martes de Carvalho a Jonas. Pero en aquella ocasión, ni agua. Sin los dos errores de Clos, el Madrid hubiera ganado y no habría ido al Camp Nou con tantas apreturas...

Y fue peor hace cinco años. También en el Bernabéu. Con Villar de testigo. Y de nuevo el Valencia enfrente. Vuelta de la Supercopa. Pitaba Iturralde. Pánico en el estadio. Con 0-1 y el Madrid tocado, una entrada de Van der Vaart que era amarilla como mucho, fue resuelta con roja directa por el árbitro vasco. No contento con ello, en la segunda parte limpió del partido a Van Nistelrooy con dos amarillas (4), una de las cuales sólo estaba en la imaginación de Iturralde. El Madrid quedaba a la deriva y con nueve. Pero la velocidad diabólica de Robben y la hombría de los blancos dejó la Supercopa en la capital (4-2).

Así que, amigos del Valencia, tengo que darles la razón por completo. Su ya famosa frase encierra una verdad majestuosa. Cuando viene el Valencia a Madrid, siempre pasan cosas en el Bernabéu... por tomás roncero